5.TEXTOS AGUSTINIANOS…

FE -MEMORIA

El. Señor dormía también en la nave, que zozobraba porque dormía Jesús..Si Jesús no hubiese estado despierto, no hubiera zozobrado. Tu nave es tu corazón. Jesús estaba en la nave: la fe habita en tu corazón. si traes a la memoria tu fe, no vacilará tu corazón ;si olvidas la fe Cristo duerme y el naufragio está a las puertas .Por tanto, haz lo que falta, para que si se encuentra dormido, despierte. Dile: Despierta, Señor, que perecemos, para que dé órdenes a los vientos y produzca la bonanza en tu corazón (Mt.8,24) Cuando Cristo, es decir, cuando tu fe está despierta en tu corazón se alejan todas las tentaciones, o al menos pierden toda su fuerza. Por tanto ¿qué significa levántate? Muéstrate, manifiéstate ,hazte notar .Levántate, Señor ,y ven en mi auxilio(Coment.Sal.34,1,3,^P.Pio II,pp.992-993)


HERMOSURA DE DIOS

Nuestra alma, hermanos míos, es fea por la maldad, pero amando a Dios se vuelve hermosa

¿Qué amor hace hermosa al alma que lo ama .Dios siempre es hermoso, nunca deforme, nunca sometido a cambio. El que siempre es hermoso, nos amó antes y ¿cómo nos amó sino en nuestra fealdad y deformidad? Pero no nos amó para dejarnos feos sino para transformarnos y de deformes, volvernos hermosos. ¿Cuándo seremos hermosos?

Cuando amemos al que siempre es hermoso. A medida  que crece en ti el amor, crece también la hermosura, puesto que el amor es la hermosura del alma  Carecía(Jesús) de belleza y decoro para donártelos a ti.¿Qué belleza?¿Qué decoro? El amor de la caridad, para que corras amando y corriendo ames. Ya eres hermoso; mas no fijes tu mirada en ti mismo no sea que pierdas lo recibido; mira a quien te hizo hermoso Sé hermoso para que él te ame. Tú dirige toda tu mirada hacia él, corre hacia él. Busca sus abrazos, teme separarte de él, para que resida en ti el temor casto que perdura por los siglos de los siglos.

¿Quien ama al hermano ama  también a Dios? No hay otra posibilidad, pues es necesario que ame al amor mismo.¿acaso puede amar al hermano y no amar al amor mismo? Necesariamente  ha de amar al amor. Entonces el que ama al amor ¿ama a Dios?  Así es. Amando al amor ama a Dios

(Com ent.1ª Carta.S.Juan 9,9-10,P.Pío,I,pp.221,222,223)

IGLESIA DE CRISTO

Al principio de la Iglesia fue encomendada a un número reducido de  tantos; luego, echadas las redes, se multiplicó la Iglesia y fueron capturados muchos…Pues bien, de esta multitud se acumuló tanta gente que de al modo llenan la iglesia por las fechas de Pascua que lo angosto del espacio no contiene tanta muchedumbre ¿Cómo no ha de hallar esta tribulación en esta muchedumbre si está viendo que llenan los teatros y anfiteatros los mismos que poco antes llenaban la iglesia. Los mismos que poco antes cantaban las alabanzas se hallan ahora en medio de las maldades. Los que antes respondían a Dios amén, ahora blasfeman contra él.

Permanezca aguante. No desfallezca ni siquiera entre multitud abundante de malvados, puesto que tampoco el grano desfallezca entre tanta paja hasta que llegue el momento, posterior a la bielda en que sea enviado al granero (Coment. Al salmo 30 II,2,2, P.Pío II,1233)


IGLESIA-CRISTO TOTAL

El tercer modo en que aparece Cristo en las Escrituras tienes lugar cuando se anuncia el Cristo total en cuanto Iglesia, es decir, la cabeza y el cuerpo. La cabeza y el cuerpo forman un único Cristo no en el sentido de que no esté integro sin el cuerpo, sino en cuanto se digno ser un todo íntegro con nosotros y que sin nosotros existe íntegro, no sólo en cuanto Palabra, como Hijo unigénito del Padre, sino incluso en el hombre mismo que tomó ,con el cual es al mismo tiempo Dios y hombre…

Todos en conjunto somos miembros y el cuerpo de Cristo; no solo los que estamos en este recinto, sino también los que se hallan en la tierra entera; ni sólo los que  viven ahora, sino también ¿qué he de decir? Desde el justo Abel hasta el fin del mundo.

(Sermón 341,11, P.Pío II,pp-1233-34)


INTENCIONALIDAD

Veis que no hay que fijarse tanto en lo que hace el hombre cuanto en la intención y voluntad  con que lo hace. Vemos que el Padre y Judas realizan una misma acción, pero al Padre lo bendecimos  y a Judas lo detestamos…De una vez te doy un breve precepto: Ama y hazlo que quieras: si callas ,calla por amor; si gritas, grita por amor si corriges ,corrige por amor ;si perdonas ,perdona por amor; ten dentro la raíz del amor, de la cual no puede brotar sino el bien

(Coment.Iª Carta.s.Juan 7,4-8, P.Pío I,pp.213-214


JESUCRISTO

Era demasiado para ti el gustar la suavidad de Dios; ella estaba alejada y demasiado alta, a la vez que tú eras vil y te hallabas postrado en lo más bajo. A colmar este gran abismo fue enviado el Mediador. En cuanto hombre, no podías llegar hasta Dios: Dios se hizo hombre, para que del mismo  modo que en cuanto hombre puedes llegar al hombre, tú que no puedes llegar a Dios, por el hombre llegases a Dios.

Y así el hombre Cristo Jesús fue constituido mediador entre Dios y los hombres(I Tim.2,5)Pero si él fuese solamente hombre, siguiendo su ser humano, nunca llegarías a Dios; si sólo fuese Dios, al no abarcar lo que no eres tú mismo, tampoco llegarías. En consecuencia, Dios se hizo hombre para que siguiendo al hombre, lo cual está dentro de tus posibilidades, llegues a Dios, cosa que te era imposible. El es el Mediador; por este motivo se hizo suave

(Coment.salmo 134,5,P.Pío I,pp.501-502)


JESÚS CAMINO

Cristo es, en el seno de su padre, la Verdad y la Vida; él es la Palabra de Dios y de él se dijo:La vida era la luz de los hombre Siendo pues, en el Padre la Verdad y la Vida y no sabiendo nosotros por dónde ir a esta Verdad, él, Hijo de Dios, Verdad eterna y vida en el Padre, se hizo hombre a fin de ser camino para nosotros Siguiendo el camino de su humanidad, llegarás a la divinidad.

(Sermón 141,4, P.Pío,I,p.224)

JESÚS CAMINO, VERDAD Y VIDA

A esto le dice Tomás: Señor, ni sabemos a dónde vas,¿cómo podemos saber el camino)Jn.14,3-5. El Señor dijo que ellos conocían ambas cosas pero Tomás dice que no conocen ni una ni otra, ni el lugar adonde se va ni el camino por donde se va. Como el Señor no sabe mentir, ellos lo sabían aunque no sabían que lo sabían Les va a convencer de que conocen


Lo que hasta ahora creían que no conocían. Le dice  Jesús: Yo soy el  camino, la verdad y la vida, Jn.14,16)¿Qué significa esto, hermanos? Hemos oído al discípulo que pregunta y al maestro que enseña ,pero no hemos comprendido el contenido de la respuesta, incluso después de haber oído el sonido de la voz.,¿Qué podemos entender?¿acaso podían decirle sus apóstoles a quienes hablaba: no te conocemos? Por tanto, si le conocían y él es el camino, conocían el camino, si le conocían y es la verdad, conocían la verdad, si le conocían y él es la vida, conocían la vida. Helos convencidos de que conocen lo que creen ignorar

(Coment.Evange.S-Juan69.1-3, P-Pío,I,pp.545-546)


MANSOS  DE CORAZÓN

Bienaventurados los mansos porque ellos poseerán la tierra. Poseerás verdaderamente la tierra cuando te adhieras a quien hizo el cielo y la tierra. en esto consiste el ser mansos :en no poner resistencia a Dios de manera que en lo bueno que haces sea él quien te agrade, no tu mismo;,y en lo malo que sufras no te desagrade él, sino tú mismo. No es poco agradarle él, desagradándote  a ti mismo, pues agradándote a ti le desagradarías a él.

(Serm.53,1-6,  P.Pío II ,p.760)


MILAGROS

Los milagros que realizó nuestro Señor Jesucristo, son en verdad ,obras divinas que invitan a la mente humana a elevarse a la inteligencia de Dios por el espectáculo de las cosas visibles .Dios no es un ser que pueda ser visto con los ojos. Y los milagros con los que rige el mundo y gobierna toda criatura han pedido su valor por su repetición continua hasta el punto de que nadie mira con atención las maravillosas y estupendas

obras de Dios en el grano de una semilla cualquiera. Por eso se reservó en su misericordia  el realizar algunas en un momento oportuno, fuera del curso habitual y  leyes de la naturaleza con el fin de que viendo, no  obras mayores, sino nuevas, se asombrasen quienes no se sienten impresionados ya por las cosas de cada día


Porque mayor milagro es el gobierno del mundo que la acción de saciar a cinco mil hombres con cinco panes. No obstante, en aquél nadie se fija ni nadie lo admira; en esto último en cambio se fijan todos con admiración no porque sea algo mayor sino porque es más raro ,porque es insólito.¿Quién alimenta también ahora al mundo sino el mismo que hace que pocos granos broten mieses abundantes? Dios pues se comprometió como Dios. Del mismo modo que con pocos granos multiplica las mieses, así multiplicó en sus manos los cinco panes. El poder estaba en las manos de Cristo; aquellos cinco panes eran como semillas que sin ser sembradas en la tierra  eran multiplicadas por quien hizo la tierra. Esto se ha presentado a los sentidos para levantar nuestro espíritu y se ha mostrado a los ojos para ejercitar nuestra inteligencia, para que de esta manera admiremos al Dios invisible a través de las obras visibles y así elevados hasta la fe y purificados por la misma fe llevemos a desear invisiblemente al mismo Invisible, a quien conocimos por las cosas visibles.

Sin embargo, no basta considerar este aspecto de los milagros de Cristo. Si se les comprende, ellos tienen su propio lenguaje


Preguntamos a los mismos milagros que nos dicen de Cristo. Si se les comprende ellos tienen su propio lenguaje. Dado que Cristo es la  Palabra de Dios una acción de la Palabra es palabra para nosotros. Por tanto después de haber oído la grandeza del milagro, investiguemos también su profundidad. No nos deleitemos solamente con lo que aparece en la superficie, penetremos también en su profundidad. Esto mismo que exteriormente nos produce  admiración encierra algo dentro. Hemos visto hemos contemplado  algo grande, excelso, algo enteramente divino que sólo Dios puede realizar, y la obra nos ha hecho romper en alabanzas al Creador.

Supongamos que vemos un códice escrito con letras muy dibujadas. No nos satisfaría sólo alabar la perfección de la mano del escritor que las hizo tan parecidas, iguales y hermosas si no llegamos mediante la lectura a entender lo que con ellas nos quiso decir .Lo mismo sucede aquí: quienes contemplan el hecho exteriormente, se deleitan con su belleza hasta admirar al artífice; mas quien lo entiende es como si lo leyese. Una pintura se vede manera distinta que un escrito. Cuando ves una pintura te basta ver para alabar


Pero cuando ves un escrito no te basta ver, pues te está invitando a  que lo leas. Incluso tú mismo, cuando ves un escrito que quizá no sabes leer, te expresas así:¿Qué estará escrito aquí?

(Coment. Al evang.de S.Juan 24,1-3 , P.Pío,I,p.483)

 


MISERIA-MISERICORDIA

El hombre expresa su humildad en la confesión y Dios su grandeza en la misericordia .Si pues vino a perdonar al hombre sus pecados ,   reconozca el hombre su miseria y ejercite Dios su misericordia. Conviene que el crezca  y que yo mengüe, esto es que él de y que yo reciba; conviene que él sea glorificado, yo he de confesar mi pecado


MISERICORDIA-MISERIA

La sentencia del justo y manso no podría ser otra: Quien de vosotros esté sin pecado, que arroje el primero la piedra contra ella. Es la justicia la que la sentencia: Sufra el castigo la pecadora, pero no por manos de pecadores; cúmplase la ley, pero no por manos de sus transgresores. He aquí la sentencia de la justicia. Heridos por ella como por un grueso dardo, miran a sí mismo, se ven reos y salen todos de allí uno detrás de otro(Jn.8,9)Sólo quedan dos allí: la miserable y la misericordia. Y el Señor, después de haberles clavado en el corazón el dardo de su justicia no se digna ni siquiera mirar cómo van desapareciendo; aparta ellos su vista y se pone de nuevo a escribir con el dedo en la tierra.(Jn.8,8)

(  Coment.sobre el evang.S.Juan, P.Pío,I,p.376)


MONASTERIO

Y como había proyectado vivir en el monasterio con los hermanos al conocer mi propósito y mi deseo, el anciano obispo Valerio de feliz memoria, me dio el huerto donde se halla ahora el monasterio. Comencé a reunir hermanos con el mismo buen propósito, pobres y sin nada como yo, que me imitasen. Como yo había vendido mi pobre patrimonio y dado a los pobres su valor, así debían hacerlo quienes quisiesen estar conmigo, viviendo todos de lo común. Dios sería para nosotros nuestro grande, rico y común patrimonio. Llegué al episcopado y vi la necesidad para el obispo de ofrecer hospitalidad a los que continuamente iban y venían pues al hacerlo se mostraría inhumano .Delegar esa función al monasterio parecía inconveniente.>Por esta razón quise tener en esta casa episcopal el monasterio de clérigos. He aquí como vivimos. a ninguno le está permitido en comunidad el tener nada propio. Mas tal vez algunos lo tienen. A ninguno le está permitido. si algunos lo tienen hacen lo que no les está permitido. Pienso bien de mis hermanos por pensar siempre bien me he abstenido de una investigación al respecto ,puesto que el hacerla me parecía desconfiar de ellos. En efecto, sabía y sé que todos los que viven conmigo conocen nuestro propósito conocen la norma de nuestra vida.

(Sermón 355,2- P.Pío,I,p437)

ORACIÓN-DESEO

Oramos siempre con un continuo deseo. Pero a ciertos intervalos de horas y tiempos Oramos vocalmente al señor ,para amonestarnos a nosotros mismos con los símbolos de aquellas realidades, a fin de adquirir conciencia de los progresos que realizamos en nuestro deseo, y de esto modo nos animemos con mayor entusiasmo a acrecentarlo

Porque ha de seguirse más abundantemente efecto cuanto precediere más fervoroso afecto.

Por eso dijo el apóstol: orad sin cesar.¿Qué significa eso, sino desead sin cesar la vida bienaventurada que no es otra que la eterna, y que os ha de venir del favor único que os la puede dar? Deseémosla, pues, siempre de parte de nuestro señor y oremos  siempre

Pero a ciertas horas sustraemos la atención a las ocupaciones y negocios que entibian en cierto modo nuestro deseo y nos entregamos a la oración. Con las mismas palabras de la oración nos excitamos a atender al bien que deseamos no sea que lo que comenzó a entibiarse se enfríe del todo y se extinga no renovar el fervor con frecuencia. Por lo cual el mismo apóstol :Vuestra peticiones sean presentadas a Dios. Eso no hay que entenderlo como si tales peticiones tengan que mostrarse a Dios pues ya las conocían antes de que se formulásemos  hemos de mostrárnoslas a nosotros ante Dios con perseverancia y no ante los hombres con jactancia. O quizá haya que hacerlas conocer a los ángeles que están en presencia de  Dios para que en cierto modo se las presentemos a El y le consulten sobre ellas .Así conociendo ellos lo que se ha de cumplir por orden divina, nos lo sugieran clara y  veladamente a nosotros, según lo entiendan en la orden divina. Porque fue el ángel  el que dijo Y ahora cuando orabais tú y  Sara yo presenté vuestras oración en la presencia de la claridad de Dios

Siendo esto así, no será inútil o vituperable vacar  largamente a la oración, a saber, cuando otras obligaciones y actividades buenas y  necesarias no nos lo impidan ,aunque también en ellas como he dicho, hemos de orar siempre con el deseo. Porque no es lo mismo orar con locuacidad que orar  rato, como algunos piensan. Una cosa es un largo discurso y otra un afecto sostenido. En efecto, del mismo Señor está escrito que pernoctaba en oración que oraba prolijamente.¿No era darnos el ejemplo, orando con oportunidad en el tiempo, aunque con el Padre ore en la eternidad?   Se dice que los hermanos de Egipto se ejercitan oraciones frecuentes, pero muy breves y como lanzadas en un abrir y cerrar de ojos ,para que la atención se mantenga vigilante y  alerta y no se fatigue ni embote con la prolijidad, pues, es tan necesaria para orar. De este modo nos enseñan que  la atención no se ha de forzar cuando no puede sostenerse ;pero tampoco se ha de retirar si puede continuar. Alejemos de la oración los largos discursos, pero mantengamos una duradera súplica  si persevera ferviente la oración. El mucho hablar es tratar en la oración un negocio necesario con palabras superfluas .En cambio ,la súplica sostenida es llamar con una sostenida y piadosa excitación del corazón a la puerta de aquel a quien oramos. Por lo general este negocio se resuelve con gemidos más que con palabras con llanto más que con charla. Y pone nuestras lágrimas en su presencia ay escucha nuestros gemidos aquel que lo creó por su palabra y no necesita de la palabra humana

(Carta 130 IX,18-X,19, p.Pío,II,pp/02-704)


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *