JOSÉ ANTONIO ESPINOSA

6. Danos tu luz

Señor tu que brillas

en las tinieblas danos tu luz

Mi corazón esta sangrando,

me siento lejos, lejos de ti,

La vida es triste, si tu nos dejas,

si tu nos dejas,

solos sin luz,

En esta noche sigo tus pasos,

aunque no vea clara tu luz,

guíanos tú por esta vida,

por esta vida hasta tu luz.

Pronto vendrá el nuevo día,

amanecer de eterna luz,

nace en nosotros paz y esperanzas

juntos veremos

la luz sin fin

 

7.VAMOS CANTANDO AL SEÑOR

Vamos cantando al Señor él es nuestra alegría
Vamos cantando al Señor él es nuestra alegría
La luz de un nuevo día venció la oscuridad,
Que brille en nuestras almas la luz de la verdad.

Vamos cantando al Señor él es nuestra alegría

La roca que nos salva es Cristo, nuestro Dios,

Lleguemos dando gracias a nuestro Redentor.

Vamos cantando al Señor él es nuestra alegría

Los cielos y la tierra aclaman al Señor:

Ha hecho maravillas inmenso es su amor.
Vamos cantando al Señor él es nuestra alegría
Unidos como hermanos venimos a tu altar,

Que llenes nuestras vidas de amor y de amistad.

Vamos cantando al Señor él es nuestra alegría


8. DANOS UN CORAZÓN

Sim              FA#7          Sim

Danos un corazón

SOL            LA7          RE – FA#7

grande para amar;

Sim         FA#7             Sim

danos un corazón

LA                          Sim

fuerte para luchar.


Sim                    SOL                LA7                              RE

Hombres nuevos, creadores de la historia

SOL                    LA7                       RE

constructores de nueva humanidad.

Sim                    SOL                   LA7                        Sim

Hombres nuevos que viven la existencia

SOL                    Mim               FA#

como riesgo de un largo caminar.


Hombres nuevos, luchando en esperanza

caminantes, sedientos de verdad.

Hombres nuevos, sin frenos ni cadenas,

hombres libres que exigen libertad.


Hombres nuevos, amando sin fronteras,

por encima de razas y lugar.

Hombres nuevos, al lado de los pobres,

compartiendo con ellos techo y pan.


9.Hora de la tarde fin de las labores

Hora de la tarde,
fin de las labores.
Amo de las viñas,
paga los trabajos
de tus viñadores.

Al romper el día,
nos apalabraste.
Cuidamos tu viña
del alba a la tarde.
Ahora que nos pagas,
nos lo das de balde,
que a jornal de gloria
no hay trabajo grande.

 

Das al vespertino
lo que al mañanero.
Son tuyas las horas
y tuyo el viñedo.
A lo que sembramos
dale crecimiento.
Tú que eres la viña,
cuida los sarmientos.


10. HAMBRE DE DIOS

NO PODEMOS CAMINAR

CON HAMBRE BAJO EL SOL.

DANOS SIEMPRE EL MISMO PAN:

TU CUERPO Y SANGRE, SEÑOR.

Comamos todos de este pan,

el pan de la unidad.

En un cuerpo nos unió el Señor

por medio del amor.

Señor: yo tengo sed de Ti

, sediento estoy de Dios.

Pero pronto llegaré a ver

el rostro del Señor.

Por el desierto el pueblo va

cantando su dolor,

en la noche brillará tu luz,

nos guía la verdad.

11.TE OFRECEMOS SEÑOR

Te ofrecemos, Señor nuestra juventud

 

Este día que amanece

Entre cantos y alegrías

Este día en que sentimos

Tu presencia en nuestra vida.

 

Ofrecemos todos juntos

nuestras vidas al señor,
los trabajos y dolores
la alegría y el amor.
 
Ilusiones y esperanzas

La alegría de vivir

Todos juntos como hermanos

Caminando hacia ti.

 

12.TU PALABRA ME DA VIDA
D    Bm        Em  A7
CONFIO EN TI SEÑOR
     D    D7    G  F#m
TU PALABRA ES ETERNA
  Bm       A7    D
EN ELLA ESPERARE
 
D                    A7       D
Dichoso el que con vida intachable
  A7                    D
camina en la ley del señor
D                   A7            D
dichoso el que guardando sus preceptos
    A7               D
lo busca de todo corazon
 
 Postrada en el polvo esta mi alma
devuelveme la vida tu palabra
mi alma esta llena de tristeza
consuelame, señor, con tus promesas.
 
escogi el camino verdadero
y he tenido presente tus decretos
correre por el camino del señor
cuando me hayas ensanchado el corazon.
 
 
Este es mi consuelo en mi tristeza
sentir que tu palabra me da vida
por las noches me acuerdo de tu nombre
recorriendo tu camino dame vida.
 
 Repleta esta la tierra de tu gracia
enseñame, señor, tus decretos
mi herencia son tus mandatos,
alegria de nuestro corazon.

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *