DUODÉCIMO DOMINGO ORDINARIO

DUODÉCIMO DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO

1ªLct.:Jb.38,1.8-11:Aquí se romperá la arrogancia de tus olas

Sal.106,23-24.25-26.28-29.30-31:Dad gracias al Señor ,porque es eterna su misericordia

2ªLct.:2ªCo.5,14-17:Ha llegado lo nuevo

Evangelio: Marcos 4,35-40:¿Quién es éste? Hasta el viento y la aguas le obedecen¡

La mente clara de Job acoge una inquietud del corazón humano que se sobrecoge ante el espectáculo de la naturaleza y formula una pregunta ¿Quién lo hizo?¿Quién lo creó?

Y en esta misma pregunta ,ante el esplendor del universo,reconoce implícitamente,sus límites y da cauce a una respuesta que le llega del más allá de él y del mundo .Es una respuesta que le llega a la razón y al corazón de una manera divina.

El hombre no inventa ni crea sino que adivina, toma de la  mente de Dios y la recrea con sus obras.

El salmista lo expresa :El cielo proclama la obra de Dios y el firmamento pregona su mensajes. Contemplaron las obras de Dios, sus maravillas en el océano.

Este mundo maravilloso que Dios ha creado a veces se muestra amenazante. Hoy los científicos nos hablan de “calentamiento global”,”deterioro de la naturaleza”.Hay campos importantes donde se ha de implicar la inteligencia y el ingenio humano. A pequeña escala aprendemos que  no se debe  maltratar a la naturaleza ,hemos de cuidar la naturaleza ,nos hemos de preocupar por la salud.

Revisaremos todas aquellas actitudes que maltratan a la naturaleza y  la degradan y criticaremos todo desarrollo que  no beneficie y humanice a todos.

“No valoraremos a nadie por criterios humanos. El que vive por Cristo es unas criatura nueva y su estilo de vivir es la novedad. No tenemos una ciudad definitiva aquí en la tierra.

Aunque que el hombre felizmente ha desentrañado la intimidad el mundo haciendo experimentos, continúa ante la amenaza de este mundo: Tsunamis, terremotos, volcanes

Ante la crisis de la vida y de la muerte, de la enfermedad, de tantas situaciones en las que formula una pregunta al Maestro:¿No te importa que nos hundamos?.Jesús contesta: Silencio,¡cállate¡ y ¿por qué sois tan cobardes? Jesús, en medio de la tempestad, de las situaciones adversas de la vida llama a la confianza y a la actividad a “robar terreno al mal en cada una de sus manifestaciones”.La fe en Dios ,el potencial y la energía humanos han de estar listos para socorrernos mutuamente .¡Cuántas personas, cada día ,en medio de dificultades hacen el bien y arriesgan su vida por los demás. Esa es su conciencia vigorosa y fecunda ¡Hace poco oí esta anécdota. Hubo uno incendio en el bosque y después de haber quedado todo calcinado, los bomberos al pasar por un lugar descubrieron un pajarito muerto.¡Oh maravilla¡, estaba calcinado sobre un nido y al levantarlo descubrieron a cuatro pajarillos que la madre había defendido del fuego con su cuerpo.

Los discípulos de Jesús se quedaron espantados y admirados ante la revelación de aquel hombre divino que calma la tempestad y llena a la gente de seguridad y contento. De ahí la espontaneidad de los amigos y la gente…pero ¿quién es éste? Como Jesús somos llamados a realizar el milagro del amor y la entrega en la bonanza y en la tempestad.

Señor, jamás dejas de dirigir  a quienes estableces en el sólido fundamento de tu amor..Danos ojos, mente y corazón  purificados en tu  amor y renovados en el cuerpo y Sangre de Jesucristo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *