LIBRO IX

SANTOS GERVASIO Y PROTASIO

También fue entonces cuando, en una visión, le manifestaste a tu obispo ya citado el lugar en que yacían sepultados los cuerpos de los mártires Protasio y Gervasio….se les trasladó con los debidos honores a la basílica ambrosiana y no sólo se produjeron curaciones de personas atormentadas por espíritus inmundos y reconocidas por ellos mismos sino que un ciudadano conocidísimo en la ciudad que llevaba varios años ciego, al preguntar por las razones del alboroto del pueblo que exteriorizaba ruidosamente su alegría  y al enterarse del hecho  dio un salto e hizo que el lazarillo le condujera al lugar. Una vez que llegó rogó que le dejaran tocar con su pañuelo el féretro de tus santos cuya muerte es preciosa  a tus ojos .Tan pronto como realizó este gesto y aplicó el pañuelo a sus ojos estos se abrieron al instante .Al punto se divulgó la noticia ay  resonaron tus alabanzas  cálidas y radiantes .(IX,7,16)

MÓNICA

Toleró los ultrajes de sus infidelidades conyugales hasta el punto de no tener en este punto mas menos discusión con él .La castidad conyugal vendría como consecuencia de su fe en ti…Mi madre había aprendido a no contrariarle cuando estaba enfadado,  no sólo con los hechos sino ni siquiera con la palabra .Pero cuando le veía tranquilo y sosegado ,aprovechaba la oportunidad para hacerle ver su comportamiento cuando su irritación se había pasado de raya.

EL ÉXTASIS DE OSTIA

Ella y yo nos hallábamos asomados a una ventana que daba al jardín de la casa donde nos hospedábamos .Era en las cercanías de Ostia Tiberina .Allí ,apartados de la gente, tras las fatigas de un viaje pesado, reponíamos fuerzas para la navegación…Abríamos con avidez la boca del corazón al elevado chorro de tu fuente, de la fuente de la vida que hay en ti, para que rociados por ella según nuestra capacidad, pudiéramos en cierto modo imaginarnos una realidad tan maravillosa… tras elevarnos con afecto amoroso más ardiente hacia El Mismo, recorrimos gradualmente todas la s realidades corporales, incluyendo el cielo desde donde el sol, la luna y las estrellas mandan sus destellos sobre la tierra…Seguimos ascendiendo aún más adentro de nuestro interior, pensando hablando y admirando tus obras. Y llegamos hasta nuestras mismas mentes, y seguimos nuestro avance remontándolas hasta llegar a la región de la abundancia inagotable, donde apacientas a Israel eternamente en los pastizales de la verdad, allí donde la vida es la sabiduría por la cual se crean todas las cosas de aquí: las presentes ,las pasadas y las futuras mientras que ella no es creada por nadie ,sino que hoy es como ayer y como será siempre…Mientras hablábamos y suspirábamos por ella, llegamos a tocarla un poquito con todo el ímpetu de nuestro corazón y suspirando, dejamos allí cautivas las primicias del espíritu…Y decíamos :Si hubiera alguien en quien estuviera acallado el alboroto de la carne en quien estuvieran silenciadas las imágenes de la tierra, de las aguas y del aire; si callasen los cielos y callara el ama misma , remontándose sobre sí, no pensándose, si callaran los sueños y alas revelaciones de la fantasía, si callara ,por último toda lengua, todo signo y todo cuanto nace para desaparecer. Si hubiera alguien para quien todo callara en su totalidad…Porque si alguien aplica el oído, todas estas realidades le están diciendo: No nos hemos hecho a nosotras mismas, sino que nos ha hecho el que permanece eternamente…Y si dicho esto, todas las cosas se quedaran calladas por aplicar el oído hacia aquel que las creó, para que hable él solo, no por conducto de ellas sin por sí mismo, de modo que oyésemos su palabra no articulada por lengua carnal, ni por la voz de un ángel ni por el estampido de una nube, ni por enigma de parábola sino que  le oyéramos a él mismo, a quien amamos    en estas cosas, si le oyéramos a él mismo en directo y sin intermediarios, al igual que ahora nos  lanzamos y con la rapidez de un rayo, tocamos con el pensamiento la sabiduría eterna que permanece sobre todas las cosas Si por último, este estado se prolongase y fueran difuminándose todas las otras visiones de rango inferior y ésta sola arrebatase, absorbiese y zambullese a su contemplador en los gozos más íntimos, de modo que la vida eterna se pareciera a aquel momento de intuición que nos hace suspirar…¿no sería esto el entra en gozo de tu señor  ?Pero ¿cuándo se realizará esto? ¿Será cuando todos resucitemos ,aunque no todos seamos transformados?… Y ella añadió :Hijo, por lo que a mí respecta, nada en esta vida tiene ya atractivo para mí .No sé qué s hago aquí ni porqué estoy aquí, agotadas ya mis expectativas en este mundo. Una sola razón y deseo me retenían un poco en esta vida, y era verte cristiano católico antes de morir. Dios me lo ha dado con creces, puesto que, tras decir adiós a la felicidad terrena, te veo siervo suyo ¿Qué hago aquí? (IX,10,23-26)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *