LIBRO I

LAS CONFESIONES DE SAN AGUSTÍN

Traducción de José Cosgaya

Resumen realizado por Carlos Prieto González, 2000

 

LIBRO PRIMERO

LLAMADA-INVOCACIÓN-CONOCIMIENTO DE DIOS

Y eres tú mismo quien le estimula a que halle satisfacción alabándote ,porque nos has hecho `para ti y nuestro corazón está inquieto hasta que descanse en ti.

Dame ,Señor, saber y comprender qué es antes: invocarte o alabarte .Qué es antes: conocerte o invocarte .Pero ¿quién puede invocarte si no te conoce? En tal caso, el que no te conoce puede invocar una cosa en vez de otra ¿No será más bien que el invocarte persigue la finalidad de conocerte ?Por otro lado¿ cómo van a invocar predique?

Haz, Señor que te busque invocándote y que te invoque creyendo en ti, pues ya me has sido anunciado .Señor ,te invoca mi fe, la fe que me diste ,la fe que me inspiraste mediante la humanidad de tu Hijo y el ministerio de tu  mensajero.

(I.Invocación,1)

DIOS EN MI-YO EN DIOS

¿Por qué invitarte a que vengas a mí ,si yo no existiría si tú no estuvieras en mí?     ..Y si ya estoy en ti ¿a qué lugar te emplazo cuando te invoco ¿O de qué lugar vienes cuando vienes a mi?

(I,2,2)

CRIATURAS,VASOS LLENOS DE DIOS

Porque no son los vasos llenos de ti los que te dan consistencia, ya que aunque éstos se rompan, tú no te derramas. Y cuando te derramas sobre nosotros ,no yaces por los suelos sino que nos aúpas. Tampoco te desparramas, sino que nos recoges a nosotros

(I,3,3)

¡QUIÉN ERES,DIOS MIO’

Excelentísimo.,buenísimo,poderosísimo,topòderosísimo,misericordiosísimo y justísimo, ocultísimo ,presentísimo , hermosísimo y fortísimo, estable e inasible ,inmutable que todo lo muda, nunca nuevo y nunca viejo ,renovador de todas las cosas ,llevas a los soberbios a la decrepitud sin que se enteren. Siempre activo y siempre quieto, acaparador sin tener urgencias ,portador, colmador y protector ,creador ,alimentador y perfeccionador buscador ,aunque nada te falta .Amas sin abrasarte ,tienes cielos y estás tranquilo, te arrepientes y no te pesa, te irritas y no pierdes la calma, cambias tus obras pero no cambias tu plan

(I,4,4)

QUIÉN SOY YO PARA TI ‘QUIEN ERES TU PARA MI?

¿Quién podrá concederme que yo repose en ti? ¿Quién me concederá que vengas  mi corazón y lo embriagues para que me olvide de todos mis males y me abrace contigo ,único bien mío? ..Que yo muera para no morir, a fin d e ver tu rostro.

Estrecho es el aposento de mi alma para que pueda darte acogida en él: ensánchalo tú .Está en ruinas :repáralo .Tiene cosas que ofenden a tus ojos…Límpiame ,Señor ,de mis manchas ocultas y no le imputes a tu siervo las faltas ajenas.

(I,5,5-6)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *