VIGÉSIMO TERCER DOMINGO ORDINARIO

DOMINGO VIGÉSIMO TERCERO

1ªLct.:Ez.33,7-9:Si no hablas al malvado, te pediré cuenta de su sangre

Sal.94,1-2.6-7.8-9:¡Ojalá escuchéis hoy su voz: No endurezcáis vuestro corazón.

2ªLct.:Rom.13,8-10:La plenitud de la ley es el amor.

Evangelio: Mt.18,15-20:Si te hace caso has salvado a tu hermano.

Cuántas veces como padres o profesionales habéis ejercido la corrección. En ocasiones os habrán puesto mala cara y en otras , con el paso del tiempo, hasta os lo hayan agradecido.

Hoy la Palabra de Dios nos lleva a ese ámbito de la convivencia en la que hemos de ejercitar la corrección fraterna, “A ti, hijo de Adán, te he puesto como atalaya en la casa de Israel cuando escuches la palabra de mi boca les darás alarma de mi parte”.

El silencio de TomÁs Moro- dice el fiscal duratne el juicio-se oye en Escocia, en el País de Gales. Aun queriendo alejarse de aquellas situación difícil-Tomás no aprobaba el divorcio de Rey enrique VIII-su silencio, su honradez, su fidelidad a Jesucristo ,cuyo primer eslabón es el Papa, era la más valiente denuncia de la desobediencia del rey.

En nuestra cultura actual nos dicen los historiadores de la Pedagogía, hemos pasado  de una pedagogía autoritaria y represiva a una no directiva ,autogestionaria ,liberal.Todos constatamos que esta nuestra personalidad ,tan rica en posibilidades ,se siente impulsada y ,a veces, desbordada. Y necesitamos moderación, dominio, autocontrol, disciplina. Necesitamos domarnos, dominarnos. Y lo necesitamos también desde el exterior que nos corrijan y nos  ayuden.

S.Ambrosio de Milán fue valiente ante la autoridad civil y denunció en ocasiones sus atropellos. Obligó en una carta muy dura al Emperador Teodosio a rectificar su conducta y a hacer penitencia pública por la matanza que había ordenado llevar a cabo en Tesalónica(7000 muertos por un levantamientos sucedido en el 390).

.-“Padre, no has sabido frenar tu lengua- le dice el duque de alba a Juan de Sahagún

-Señor Duque, dígame para qué me he subido al púlpito,¿para anunciar la verdad a cuantos me escuchan o para adularlos vergonzosamente?.Este tenso diálogo tuvo luar en Salamanca(S.XV) entre indignado Duque de Alba y el agustino Fr.Juan de Sahún que denunciaba la mala administración y la injusticia de los poderosos. Y atentaron contra él cuando iba de camino.

Clemens von Gallen,”El León de Munzer  denunció en sus homilías a Hitler y al nazismo: “si hora eliminan a los enfermos, terminarán por eliminarnos a todos”.

Hemos de hacer corrección fraterna. Nos resulta difícil y además ¿cómo hacerlo? San Pablo nos ha dicho “uno que ama a su prójimo no le hace daño”. Y S.Agustín  también dice: “si corriges, corrige con amor”. Hemos de ver si en nuestras correcciones actuamos con resentimiento o lanzando la verdad contra las personas o verdaderamente corregimos-a veces con energía y dureza- pero con la verdad.

Un grupo de matrimonios realiza una encomiable y estupenda labor de preparación para el matrimonio. Una de las facetas en que insisten es el la Psicología de la comunicación. No es fácil comunicarse en profundidad pues requiere diálogo , corrección y rodeos para alimentar la convivencia y ejercitarse en una corrección que enirquezca y no hiera.

-“Una vez más dejaste la pasta de dientes en un lugar no apropiado. Déjalo en su sitio.”-un claro y resentido juicio de intenciones sin previa aclaración”

O – ” Al encontrar la pasta de dientes en el lugar inapropaido donde  lo pusiste, me he sentido incómodo.”No se juzga y se expresa un sentimiento y la posibilidad de aclaración de comportamientos.

Hoy también decir la verdad resulta incómodo. Como cristiano, como Iglesia, vivimos una dimensión de su existencia que  es la profética. No podemos dejar de denunciar lo que atenta contra Dios y contra el hombre. Recientemente el profesor Jesús  Neira recibió una gravísima agresión por salir en defensa de una mujer.

Pedimos el don de la sabiduría, inteligencia y consejo y el don de fortaleza para soportar las reacciones enconadas contra la verdad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *