Vinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.x
Momentos con San Agustín

Momentos con San Agustín

Diviértete escuchando su vida, aprendiendo los verdaderos valores y descubre la alegría de vivir.
San Agustín

San Agustín

Nuestro amigo San Agustín fue muy amigo de Jesús. Conoce su vida.
Le escribimos a nuestro papá Dios

Le escribimos a nuestro papá Dios

¡Dale gracias, pídele! Recuerda las palabras de nuestro amigo Jesús: "Pedid y se os dará; buscad y hallaréis; llamad y se os abrirá." (Mateo, 7)
Santa Mónica

Santa Mónica

San Agustín escribe de su madre. Conozcamos a esta gran Santa.

*No te falten los dos pies, no quieras ser cojo. ¿Cuáles son los dos pies? Los dos preceptos de la caridad: el amor a Dios y al prójimo (Enr. Iin ps. 33, S.2,10).

*Las dos alas de la caridad son el amor a Dios y el amor al prójimo (Enr. in ps. 149, 5)

*Hay que amar la criatura; pero si este amor se refiere al Creador, no será ya codicia, sino caridad (De Trin. 9, 6).

*Por una vez se te ha dado un precepto breve: ama y haz lo que quieras; si callas, tu silencio sea de amor; si gritas, grita de amor; si tienes que corregir, hazlo por amor; si perdonas, perdona por amor; no falte dentro la raíz del amor, porque de ella no puede brotar sino el bien (In Io. Epist. Tract. 7, 8).

*No te solaces con el pez que se deleita en la dulzura del cebo; aún no ha levantado el anzuelo el pescador (Enr. in ps. 91, 8).

*Con el amor al prójimo purificas tu ojo para ver a Dios (In Io. Evang. Tract. 17, 8).

*Bienaventurado el que te ama a ti, Señor, y al amigo en ti, y al enemigo en ti, porque sólo no podrá perder al amigo quien tiene a todos por amigos en aquel que no puede perderse. (Conf. 4, 9. 14)

*El amor al prójimo comienza por el amor a uno mismo. (Serm. 178, 8).

*Amando al prójimo, a quien ves, limpias los ojos para ver a Dios, a quien no ves. (In Ioan. 17)

*Si amas a tus amigos como debes, odia sus vicios. (Serm. 49)

*Es fácil odiar al malo por ser malo. ¡Qué difícil es amarlo por ser hombre! (Epist. 153)

*Que vuestra fe vaya acompañada del amor, porque es posible tener fe y carecer de amor. No os exhorto a que tengáis fe, sino a que tengáis amor. (Serm. 90, 8)