Vinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.x


candle1° Domingo de adviento

Momentos con San Agustín

Momentos con San Agustín

Diviértete escuchando su vida, aprendiendo los verdaderos valores y descubre la alegría de vivir.
San Agustín

San Agustín

Nuestro amigo San Agustín fue muy amigo de Jesús. Conoce su vida.
Le escribimos a nuestro papá Dios

Le escribimos a nuestro papá Dios

¡Dale gracias, pídele! Recuerda las palabras de nuestro amigo Jesús: "Pedid y se os dará; buscad y hallaréis; llamad y se os abrirá." (Mateo, 7)
Santa Mónica

Santa Mónica

San Agustín escribe de su madre. Conozcamos a esta gran Santa.

*Cada uno es lo que es su amor (In Io. Epist.tract, 2, 14).

*Si amas la tierra, te harás tierra; si amas a Dios, te harás Dios (In Io. Epist. Tract. 2, 14)

*El amor es una vida que enlaza –o quiere enlazar- a dos cosas: el amado y el amante (De Trin. 8, 10).

*Pero, ¿qué es lo que amo cuando yo amo? No hermosura de cuerpo, ni gracia del tiempo, ni resplandor de luz, que deleita nuestros ojos; no melodía de cantos suaves con variedad de tonos, no perfumes suaves de flores, de ungüentos y especias aromáticas, no manó ni miel, ni miembros agradables al contacto de la carne; no es esto lo que amo cuando a mi Dios amo. Y, con todo esto, amo cierta luz, u una voz, y un olor, y un manjar, u aun abrazo a Dios. Esto es lo que amo cuando a mi Dios amo. (Conf. X, 6).

*El amor al mundo contamina al alma; el amor al autor del mundo purifica al alma. (Serm. 142, 3).

*¿Qué hay pesado para quien ama? Por ventura, ¿no vemos al amigo de la caza cuánto sufre: los ardores del estío, los fríos del invierno, las espesuras de la selva, los tropiezos de los senderos, las pendientes de los montes? Con todo, el amor no sólo hace llevaderas estas cosas, sino de gusto, y tan de gusto que, si le prohíben cazar, padece un horrendo hastío de ánimo; no aguanta la quietud. ¡Tanto se corre por llegar a un jabalí, y resulta difícil llegar a Dios!. (Serm. 126, 12)

*¿Qué hay pesado para quien ama? Por ventura, ¿no vemos al amigo de la caza cuánto sufre: los ardores del estío, los fríos del invierno, las espesuras de la selva, los tropiezos de los senderos, las pendientes de los montes? Con todo, el amor no sólo hace llevaderas estas cosas, sino de gusto, y tan de gusto que, si le prohíben cazar, padece un horrendo hastío de ánimo; no aguanta la quietud. ¡Tanto se corre por llegar a un jabalí, y resulta difícil llegar a Dios!. (Serm. 126, 12).


*Buscaba qué amar amando el amar y odiaba la seguridad y la senda sin peligros, porque tenía dentro de mí hambre del interior alimento, de ti mismo, ¡oh Dios!, aunque esta hambre no la sentía yo no porque estuviera lleno de ellos, sino porque, cuando más vacío, tanto más hastiado me sentía. (Conf. 3, 1, 1).

*Amar y ser amado era la cosa más dulce para mí. (Conf. 3, 1, 1).

*¿Qué era lo que me deleitaba, sino amar y ser amado? (Conf. 2, 2, 2).

*Cuando se atrofia el amor, se paraliza la vida. (In ps. 85)

*Cada hombre es lo que ama. (De Div. Quaest. 83)

*Del mismo modo que no odias a los ciegos, aunque ames la luz, debes amar la paz sin odiar a los que hacen la guerra. (Serm. 357)

*Sin amigos no vale la pena amar. (Epist. 130)

*Si amas de verdad, no temas. Todo lo que hagas estará bien hecho. (In epist. Ioan. 78)

*Si pones amor en las cosas, las cosas tendrán sentido. Si les retiras el amor, se tornarán vacías. (Serm. 138).

*¿Quiéres saber cuál es tu amor? Mira adónde te lleva. (In ps. 121)

*Lo que no se ama por sí mismo, no se ama de verdad. (Sol. 1, 13)

*Si amas a tus amigos como debes, odia sus vicios. (Serm. 49)

*Que vuestra fe vaya acompañada del amor, porque es posible tener fe y carecer de amor. No os exhorto a que tengáis fe, sino a que tengáis amor. (Serm. 90, 8)