El rico y la Palabra de Dios

Adaptación al evangelio según San Marcos 10,17-27


Jesús iba caminando con sus discipulos. Un hombre se le acerco para hacerle una pregunta. Le pregunto:¿Que tengo que hacer para estar siempre con Dios? Jesús lo miro con cariño y le dijo: Todas tus riquezas y posesiones daselas a los pobres. Se marcho muy triste. Él era muy rico. Los díscipulos se asustaron porque pensaban que nadie podía estar para siempre con Dios. Pero Jesús les dijo que para Dios todo es posible. Jesús y sus discípulos siguieron en camino. Pedro iba muy pensativo y le pregunto a Jesús: ¿y Nosotros que lo hemos dejado todo por Dios? Jesús le contesto:Tendrás muchas casas y hermanos y en la vida futura estar siempre con Dios.

Escoge la respuesta correcta para cada pregunta, haciendo click sobre la letra correspondiente.