candle1° Domingo de adviento

Oct 23

Tu fe te ha curado

Lectura del libro de Jeremías (31,7-9), Lectura de la carta a los hebreos (5,1-6), Lectura del santo evangelio según san Marcos (10,46-52)

“Tu fe te ha curado” la fe es sinónimo de confianza. Es poner la vida en las manos del otro. También de esperanza. Saber que encontrarás lo que esperas. Jesús se convierte para el ciego Bartimeo en la persona que confía y espera. El pueblo de Israel exiliado en tiempos del profeta Jeremías encuentra también palabras de consuelo y esperanza. Y ¿Nosotros? En la época en la que vivimos ¿Encontramos también palabras de consuelo, esperanza y esa fe que tenía Bartimeo y el profeta Jeremías?

San Pablo nos dice que Dios siempre llama a la gente y le da la potestad de realizar la función a la que ha sido llamado. Siempre va a ver personas que lleven esas palabras de esperanza y consuelo. Por lo tanto, esa fe que tenían Bartimeo y el pueblo de Israel también se da hoy. Nos toca a nosotros tener los ojos y los oídos bien abiertos. Discernir lo que viene de Dios. Los cristianos católicos tenemos la suerte de tener el magisterio de la Iglesia. Años de experiencia de muchos católicos movidos por el Espíritu Santo. Queda ya por sentado la lectura de la Palabra de Dios. Los dos factores anteriores tienen que ir acompañados del testimonio.

Vivimos en la era de la comunicación: Televisión, cine, internet (Facebook, Twitter, WhatsApp…) La información en tiempo real la tenemos de cualquier parte del planeta. Los cristianos debemos ser una luz que este llena de esperanza y consuelo. Y eso se da en la vida que llevemos. El testimonio y el poder transmitirlo es fundamental.

            Seamos testigos del Señor Resucitado. Que nuestra vida no sea lugar para el escándalo, sino luz que de vista aquellos que buscan un verdadero sentido a sus vidas.

Dediquemos un tiempo para leer las lecturas de este domingo. Busquemos un lugar fuera del ruido y la distracción. Y respondamos a las siguientes preguntas:

  • ¿Qué personas de mi entorno llevan esperanza y consuelo?
  • ¿Soy testimonio para los demás?
  • ¿Como utilizo el internet (Facebook, Twitter, WhatsApp, páginas web)?

El evangelo para los niños

humidios

(Haz clic en la imagen)

Oct 16

Es tiempo de Servir

Is 53, 10-11; Hb 4,14-16 ; Mc 10, 35-45

Acerquémonos a Jesús. Su gracia nos dará la fuerza suficiente para afrontar las debilidades. San Pablo nos ánima a poner nuestras miserias. Conocedor por propia experiencia. Pero ¿Qué sucede cuando nos acercamos a Jesús? Fijémonos en Santiago y Juan. Se acercan a Jesús y le piden nada menos que estar a su izquierda y a su derecha en el trono. Jesús descubre sus intenciones y le da pie para corregirlos. El encuentro con nuestro Señor por medio de la oración y la escucha de la Palabra hace también que descubramos nuestros pecados y el pueda corregirlos.

            Orgullo, altanería, egoísmo, soberbia, rencor, odio, ante el encuentro con Dios son descubiertas. Jesús conocía muy bien lo que pensaba la gente. El escudriñaba el corazón de cada uno: La viuda que dio todo lo que tenía, Como le alababan en el templo, el joven rico, la negación de Pedro… Sabía que el hombre cuando pone su debilidad ante los ojos de Dios se redime y encuentra el verdadero sentido de su vida. Nos enseña que el encuentro con la divinidad debe ser sincero y para ello hay que tener un corazón desprendido de las pasiones que nos esclavizan.

            Santiago y Juan tras la corrección descubrieron lo que significa estar cerca de Dios: Ser el servidor de todos. Incluso si te cuesta la vida como les sucedió. Todos sabemos que la vida de Jesús fue un vivir para los demás. El maestro se convirtió en el servidor de todos y con ello instituyo un nuevo orden: Dios no mira con los ojos de los hombres, ni cuánto dinero tienes, si eres el jefe de una compañía… Él observa cómo te portas con el hermano.

            En el hermano nos jugamos nuestra salvación o condenación. Ahora estamos en el tiempo de servir, de abrir nuestros ojos a las necesidades del otro, de amarlo como Jesús lo ama. Si hacemos esto estaremos en el trono de Dios por que estaremos participando de su propia bondad. Todos tenemos debilidades, pero sabemos a quien acudir.

            Dediquemos un tiempo a la lectura de la Palabra y escucha. Nos pueden ayudar las siguientes preguntas:

  • ¿Cuánto tiempo dedico para estar con el Señor?
  • El prójimo ¿Se quién es? ¿Le ayudo? (Piensa en la parábola del Samaritano)

🙏🙏🙏

El evangelio para los niños

humidios

(Haz clic en la imagen)

Oct 9

La prudencia y la sabiduría

¿Por qué pedir la prudencia e invocar a la sabiduría? El libro de la sabiduría las considera más valiosa que todas las riquezas del mundo. Incluso el que las tiene es la puerta a los demás bienes. Para los cristianos la prudencia y la sabiduría van unidas a la Palabra de Dios. Ella es luz para nuestra lengua y nuestras acciones. Sin la lectura diaria y la meditación correspondiente andaremos como ciegos sin bastón. 

Por lo tanto, organicemos nuestro día. San Pablo nos dice que es viva y eficaz. Ella es el espejo del alma. El rico se refleja en las palabras de Jesús. El busca la vida eterna, quiere conocer el camino para llegar a ella. Se encuentra que para conseguirla hay que desprenderse de las riquezas de este mundo. No es capaz y se marcha. Pero también hay que tener en cuenta que el rico parte de algo bueno. Busca algo más que su propia existencia y sabe a quien acudir. Y ¿nosotros? Como cristianos sabemos que la biblia es el camino para hacer la voluntad de Dios. Pero, muchas veces somos como el rico. Sabemos lo que tenemos que hacer, pero no lo hacemos. De ahí que Jesús salga también en nuestra ayuda: Para Dios no hay nada imposible.
Jesús nos invita a vivir y predicar el evangelio. Para predicarlo necesitamos la prudencia y la sabiduría. Prudencia para tener la capacidad de saber escuchar a Dios y Sabiduría para que nuestras acciones sean lo más efectivas posibles. Para escuchar a Dios necesitamos tiempo. Un lugar donde el ruido de fuera no nos distraiga. La Palabra de Dios es viva y eficaz cuando le preparamos el terreno. Jesús ya nos lo decía con la parábola de la semilla. El premio la vida eterna que se refleja ya en aquellos que viven según el evangelio.
Preguntas para la reflexión:
• El rico busca algo más y sabe a quién acudir. Nosotros ¿Qué buscamos? ¿Dónde lo buscamos?
• El evangelio es buena noticia. Una noticia que tiene que ser transmitida con prudencia y sabiduría. ¿ Transmito la palabra de Dios en mi familia, amistades, compañeros…?

🙏🙏🙏

El evangelio para los niños

humidios

(Haz clic en la imagen)

Oct 6

La alegría de la reconciliación

       Ver presentación

         Todos tenemos amigos. Tenerlos son un regalo. Cuando nos enfadamos con ellos dejamos de hablarles y nos sentimos mal. Pero cuando volvemos a reconciliarnos la alegría es inmensa y nos sentimos muy bien.
          Cuando le hacen la pregunta a Jesús sabe que cuando alguien se separa sufre. Y sufre por que no hace la voluntad de Dios. Él sabe que Dios quiere la felicidad del hombre.
        ¿Quién no se ha enfadado con un amigo? Y si ha sido un verdadero amigo uno sabe lo que siente. Jesús nos dice que solo el perdón nos puede llevar a recuperar la alegría.
          Perdonar exige tener mucha humildad. La humildad parte en reconocer los fallos por los cuales nos hemos enfadado. El perdón también va de la mano del amor. El amor nos acerca a Dios. Cuando estamos cerca de Él experimentamos su voluntad y la fuerza para realizarla.
Jesús sabe muy bien cual es la voluntad de Dios y confía en que el hombre, aunque este en el error puede volver al buen camino. Si estamos enfadados (separados) con un amigo, familiar, compañero… es un buen momento para hacer caso a nuestro amigo Jesús y empezar a sentirnos bien.

 

Calendario

December 2018
Mo Tu We Th Fr Sa Su
26 27 28 29 30 1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31 1 2 3 4 5 6

Bienvenido

Hasta pronto