Oct 9

    La prudencia y la sabiduría

    ¿Por qué pedir la prudencia e invocar a la sabiduría? El libro de la sabiduría las considera más valiosa que todas las riquezas del mundo. Incluso el que las tiene es la puerta a los demás bienes. Para los cristianos la prudencia y la sabiduría van unidas a la Palabra de Dios. Ella es luz para nuestra lengua y nuestras acciones. Sin la lectura diaria y la meditación correspondiente andaremos como ciegos sin bastón. 

    Por lo tanto, organicemos nuestro día. San Pablo nos dice que es viva y eficaz. Ella es el espejo del alma. El rico se refleja en las palabras de Jesús. El busca la vida eterna, quiere conocer el camino para llegar a ella. Se encuentra que para conseguirla hay que desprenderse de las riquezas de este mundo. No es capaz y se marcha. Pero también hay que tener en cuenta que el rico parte de algo bueno. Busca algo más que su propia existencia y sabe a quien acudir. Y ¿nosotros? Como cristianos sabemos que la biblia es el camino para hacer la voluntad de Dios. Pero, muchas veces somos como el rico. Sabemos lo que tenemos que hacer, pero no lo hacemos. De ahí que Jesús salga también en nuestra ayuda: Para Dios no hay nada imposible.
    Jesús nos invita a vivir y predicar el evangelio. Para predicarlo necesitamos la prudencia y la sabiduría. Prudencia para tener la capacidad de saber escuchar a Dios y Sabiduría para que nuestras acciones sean lo más efectivas posibles. Para escuchar a Dios necesitamos tiempo. Un lugar donde el ruido de fuera no nos distraiga. La Palabra de Dios es viva y eficaz cuando le preparamos el terreno. Jesús ya nos lo decía con la parábola de la semilla. El premio la vida eterna que se refleja ya en aquellos que viven según el evangelio.
    Preguntas para la reflexión:
    • El rico busca algo más y sabe a quién acudir. Nosotros ¿Qué buscamos? ¿Dónde lo buscamos?
    • El evangelio es buena noticia. Una noticia que tiene que ser transmitida con prudencia y sabiduría. ¿ Transmito la palabra de Dios en mi familia, amistades, compañeros…?

    🙏🙏🙏

    El evangelio para los niños

    humidios

    (Haz clic en la imagen)

    Oct 6

    La alegría de la reconciliación

           Ver presentación

             Todos tenemos amigos. Tenerlos son un regalo. Cuando nos enfadamos con ellos dejamos de hablarles y nos sentimos mal. Pero cuando volvemos a reconciliarnos la alegría es inmensa y nos sentimos muy bien.
              Cuando le hacen la pregunta a Jesús sabe que cuando alguien se separa sufre. Y sufre por que no hace la voluntad de Dios. Él sabe que Dios quiere la felicidad del hombre.
            ¿Quién no se ha enfadado con un amigo? Y si ha sido un verdadero amigo uno sabe lo que siente. Jesús nos dice que solo el perdón nos puede llevar a recuperar la alegría.
              Perdonar exige tener mucha humildad. La humildad parte en reconocer los fallos por los cuales nos hemos enfadado. El perdón también va de la mano del amor. El amor nos acerca a Dios. Cuando estamos cerca de Él experimentamos su voluntad y la fuerza para realizarla.
    Jesús sabe muy bien cual es la voluntad de Dios y confía en que el hombre, aunque este en el error puede volver al buen camino. Si estamos enfadados (separados) con un amigo, familiar, compañero… es un buen momento para hacer caso a nuestro amigo Jesús y empezar a sentirnos bien.

     

    Calendario

    November 2019
    Mo Tu We Th Fr Sa Su
    28 29 30 31 1 2 3
    4 5 6 7 8 9 10
    11 12 13 14 15 16 17
    18 19 20 21 22 23 24
    25 26 27 28 29 30 1

    Bienvenido

    Hasta pronto