Ene 5

    Jesús vio una multitud y le dio lástima de ellos, porque andaban como ovejas sin pastor; y se puso a enseñarles con calma.

    El Evangelio de hoy

    Lectura del Santo Evangelio según San Marcos 6, 34-44:

    bibliaicon1En aquel tiempo, al desembarcar Jesús, vio una numerosa multitud que lo estaba esperando, y se compadeció de ellos, porque andaban como ovejas sin pastor, y se puso a enseñarles muchas cosas. Cuando ya atardecía, se acercaron sus discípulos y le dijeron: "Estamos en despoblado y ya es muy tarde. Despide a la gente para que vayan por los caseríos y poblados del contorno y compren algo de comer". Él les replicó: "Denles ustedes de comer". Ellos le dijeron: "¿Acaso vamos a ir a comprar doscientos denarios de pan para darles de comer?" Él les preguntó: "¿Cuántos panes tienen? Vayan a ver". Cuando lo averiguaron, le dijeron: "Cinco panes y dos pescados". Entonces ordenó Jesús que la gente se sentara en grupos sobre la hierba verde y se acomodaran en grupos de cien y de cincuenta. Tomando los cinco panes y los dos pescados, Jesús alzó los ojos al cielo, bendijo a Dios, partió los panes y se los dio a los discípulos para que los distribuyeran; lo mismo hizo con los dos pescados. Comieron todos hasta saciarse, y con las sobras de pan y de pescado que recogieron llenaron doce canastos. Los que comieron fueron cinco mil hombres.

    Palabra del Señor.

    navidad

    Hoy se nos muestra como Jesús siente compasión al ver el sufrimiento del prójimo. El evangelio nos enseña cómo actúa en todas las dimensiones de la persona. Tanto psicológica como física. La necesidad de palabras de aliento, consuelo y alimento para saciar tanto el hambre espiritual como corporal. Él se convierte en el camino la verdad y la vida.

    Las personas de nuestro tiempo necesitan estabilidad emocional. Vivimos una era donde la escala de valores esta desvirtuada. Jesús se convierte en una luz que nos hace retornar a los valores esenciales.

    • ¿Pongo a Jesús en el centro de mi vida?

     

    Ene 4

    «Convertíos, porque está cerca el reino de los cielos.»

    El evangelio de hoy

    Lectura del Santo Evangelio Según San Mateo 4,12-17.2325:

    bibliaicon1Al enterarse Jesús de que Juan había sido arrestado, se retiró a Galilea, y dejando el pueblo de Nazaret, se fue a vivir al pueblo de Cafarnaúm, junto al lago, en territorio de Zabulón y Neftalí, para que así se cumpliera lo que había anunciado el profeta Isaías:

    Tierra de Zabulón y Neftalí,
    camino del mar,
    al otro lado del Jordán,
    Galilea de los paganos;
    el pueblo que caminaba en tinieblas
    vio una gran luz.
    Sobre los que vivían en tierra de sombras
    una luz resplandeció.

    Desde entonces comenzó Jesús a predicar, diciendo: "Conviértanse, porque ya está cerca el Reino de los cielos". Y andaba por toda Galilea, enseñando en las sinagogas y proclamando la buena nueva del Reino de Dios y curando a la gente de toda enfermedad y dolencia. Su fama se extendió por toda Siria y le llevaban a todos los aquejados por diversas enfermedades y dolencias, a los poseídos, epilépticos y paralíticos, y él los curaba. Los seguían grandes muchedumbres venidas de Galilea, Decápolis, Jerusalén, Judea y Transjordania.

    Palabra del Señor.

    navidad

    Jesús comienza su misión. El Reino de los cielos es el mensaje principal. Para ello hay que prepararse por medio de la conversión. Ella va acompañada de la proclamación del evangelio y de signos que muestran que la gracia de Dios ya está presente.

    El Reino de los Cielos muestra la presencia de Dios en la tierra. Nos hace ser conscientes de cuanto necesitamos la redención. Y comienza a obrar cuando cambiamos de actitud.

    • ¿Siento la presencia de Dios en mi vida?
    Ene 2

    Al ver la estrella, se llenaron de inmensa alegría. Epifanía del Señor

    bibliaicon1Leer la palabra de Dios.

     

    navidad

    Necesitamos recuperar la alegría de la vida. Para ello necesitamos la esperanza. Algo que nos mueva a levantarnos cada mañana con un verdadero sentido de nuestra existencia. Hoy celebramos la manifestación del Señor. A unos Magos les hace dejar su tierra y encaminarse por medio de una estrella a descubrir a Dios hecho hombre.

    Debemos preparar nuestro viaje. Escoger muy bien lo que vamos a llevar para el camino. Dejar aquellos fardos pesados que no nos dejan avanzar. Los Magos llevaron lo mejor que tenían para ofrecérselo. Oro, incienso y mirra ¿Qué le podemos ofrecer nosotros? Un gran ofrecimiento es lo que el profeta Juan pregonaba: La conversión. Durante todo el tiempo de adviento ha sido el mensaje principal. Preparar nuestra vida al gran acontecimiento. Por lo tanto, para el camino llevemos el silencio para entrar dentro de nosotros mismos. La conciencia para saber lo importante del acontecimiento. El corazón contrito y humillado para reconocer nuestra humildad y debilidad. Y Por último nuestra esperanza que nos iluminara en los momentos oscuros de nuestro camino.

    Los Magos se encontraron con dificultades en su travesía. El rey Herodes también quiere conocer al futuro rey de los judíos. Sus intenciones son bien distintas. Un oráculo les hace que se alejen de Él y vallan a por otro camino. En el viaje necesitamos estar atentos. No distraernos. La oración nos hace descubrir nuestros oráculos por medio del Espíritu Santo. Una vela en medio de la oscuridad que nos muestra como la estrella el verdadero rumbo de nuestra vida.

    Y los Magos se postran delante del niño y le ofrecen lo mejor que tienen. Su viaje ha llegado a su fin. La inmensa alegría les hace descubrir que sus vidas ya no van a ser lo mismo. Dios esta ya en medio de la historia de los hombres. El viaje que se ha comenzado llega a su fin cuando dejamos entrar a Dios en nuestras vidas. El como el alfarero va moldeando cada parte de nuestra existencia. También nuestras vidas ya no van a ser lo mismo. La inmensa alegría que sintieron los Magos es sentida por cada hombre que emprende el camino para descubrir que Dios habita en cada corazón que se deja abrir a su gracia.

    Ene 2

    “Juan les respondió: «Yo bautizo con agua; en medio de vosotros hay uno que no conocéis, el que viene detrás de mí, y al que no soy digno de desatar la correa de la sandalia.»”.

    El Evangelio de hoy

    Lectura del santo evangelio según san Juan (1,19-28):

    bibliaicon1Éste fue el testimonio de Juan, cuando los judíos enviaron desde Jerusalén sacerdotes y levitas a Juan a que le preguntaran: «¿Tú quién eres?» Él confesó sin reservas: «Yo no soy el Mesías.» Le preguntaron: «¿Entonces, qué? ¿Eres tú Elías?» Él dijo: «No lo soy.» «¿Eres tú el Profeta?» Respondió: «No.» Y le dijeron: «¿Quién eres? Para que podamos dar una respuesta a los que nos han enviado, ¿qué dices de ti mismo?» Él contestó: «Yo soy la voz que grita en el desierto: "Allanad el camino del Señor", como dijo el profeta Isaías.» Entre los enviados había fariseos y le preguntaron: «Entonces, ¿por qué bautizas si tú no eres el Mesías, ni Elías, ni el Profeta?» Juan les respondió: «Yo bautizo con agua; en medio de vosotros hay uno que no conocéis, el que viene detrás de mí, y al que no soy digno de desatar la correa de la sandalia.» Esto pasaba en Betania, en la otra orilla del Jordán, donde estaba Juan bautizando.

    Palabra del Señor

    navidad

    Sacerdotes, levitas y fariseos eran considerados los guardines de las Escrituras y pastores de enseñarla. Pero su cerrazón de corazón no les hace reconocer los designios de Dios. Ayer veíamos como los pastores son los llamados a reconocer a Dios hecho hombre. Los limpios de corazón verán a Dios. Ello parte del bautismo y a la vez por la conversión.

    Estamos llamados a cambiar nuestra actitud, la mente ponerla a la voluntad del Reino de los Cielos. Entonces veremos a Dios en cada acontecimiento de nuestra vida. Esto nos llevará abrirnos a la gracia que con la ayuda del Espíritu Santo seremos verdaderos mensajeros de la Buena Nueva.

    • ¿Estoy en el camino de la conversión al Evangelio?
    Ene 1

    “Y se volvieron los pastores dando gloria y alabanza a Dios por todo lo que habían oído y visto”.

    El evangelio de hoy

    Lectura del santo evangelio según san Lucas (2,16-21):

    bibliaicon1En aquel tiempo, los pastores fueron corriendo hacia Belén y encontraron a María y a José, y al niño acostado en el pesebre. Al verlo, contaron lo que se les había dicho de aquel niño.
    Todos los que lo oían se admiraban de lo que les habían dicho los pastores. María, por su parte, conservaba todas estas cosas, meditándolas en su corazón. Y se volvieron los pastores dando gloria y alabanza a Dios por todo lo que habían oído y visto, conforme a lo que se les había dicho. Cuando se cumplieron los ocho días para circuncidar al niño, le pusieron por nombre Jesús, como lo había llamado el ángel antes de su concepción.

    Palabra del Señor

    navidad

    Hoy les toca a los pastores. Vivian rechazados de la sociedad, se les acusaba de ladrones. Dios se fija en ellos. Ha venido a recuperar lo que la sociedad no quiere. Para ellos es la buena noticia. Son los portadores de la promesa hecha Abraham.

    ¿Quiénes son los rechazados de nuestro tiempo? Dios como antaño viene a darles la dignidad que merecen. Para ello el mensaje de su hijo se convierte para las personas de buena voluntad en los portadores de esperanza y de amor.

    • ¿Intento vivir según las normas del evangelio?

     

    Calendario

    May 2021
    Mo Tu We Th Fr Sa Su
    26 27 28 29 30 1 2
    3 4 5 6 7 8 9
    10 11 12 13 14 15 16
    17 18 19 20 21 22 23
    24 25 26 27 28 29 30
    31 1 2 3 4 5 6

    logopadreluis

    Bienvenido

    Hasta pronto