“Jesús se retiraba a lugares solitarios para orar”.

    El Evangelio de hoy

    Lectura del Santo Evangelio Según San Lucas 5, 12-16:

    bibliaicon1En aquel tiempo, estando Jesús en un poblado, llegó un leproso, y al ver a Jesús, se postró rostro en tierra, diciendo: "Señor, si quieres, puedes curarme". Jesús extendió la mano y lo tocó, diciendo: "Quiero. Queda limpio". Y al momento desapareció la lepra. Entonces Jesús le ordenó que no lo dijera a nadie y añadió: "Ve, preséntate al sacerdote y ofrece por tu purificación lo que Moisés prescribió. Eso les servirá de testimonio". Y su fama se extendía más y más. Las muchedumbres acudían a oírlo y a ser curados de sus enfermedades. Pero Jesús se retiraba a lugares solitarios para orar.

    Palabra del Señor

    navidad

    Como ovejas sin pastor la gente acude a Jesús. Muchas son las necesidades. La oración se le hace esencial. De ella coge la fuerza necesaria para realizar la obra de su Padre. Para ello necesita la soledad.

    La soledad es un factor primordial para la oración. Es muy preciada en el tiempo en el que vivimos. Muchos sectores de nuestra vida nos la cortan. Y parte de la ansiedad que vive el mundo es por falta de ella. Recuperar espacios para estar a solas con Dios le hace al cristiano recuperar la paz y llevarla al mundo.

    • ¿Cuáles son mis momentos durante el día para estar con Dios?

    Bienvenido

    Hasta pronto