“El Espíritu del Señor está sobre mí, porque me ha ungido para llevar a los pobres la buena nueva, para anunciar la liberación a los cautivos y la curación a los ciegos, para dar libertad a los oprimidos y proclamar el año de gracia del Señor”.

    El evangelio de hoy

    Lectura del Santo Evangelio Según San Lucas 4, 14-22:


    bibliaicon1En aquel tiempo, con la fuerza del Espíritu, Jesús volvió a Galilea. Iba enseñando en las sinagogas; todos lo alababan y su fama se extendió por toda la región. Fue también a Nazaret, donde se había criado. Entró en la sinagoga, como era su costumbre hacerlo los sábados, y se levantó para hacer la lectura. Se le dio el volumen del profeta Isaías, lo desenrolló y encontró el pasaje en que estaba escrito:

    El Espíritu del Señor está sobre mí,
    porque me ha ungido
    para llevar a los pobres la buena nueva,
    para anunciar la liberación a los cautivos
    y la curación a los ciegos,
    para dar libertad a los oprimidos
    y proclamar el año de gracia del Señor.

    Enrolló el volumen, lo devolvió al encargado y se sentó. Los ojos de todos los asistentes a la sinagoga estaban fijos en él. Entonces comenzó a hablar, diciendo: "Hoy mismo se ha cumplido este pasaje de la Escritura que acaban de oír". Todos le daban su aprobación y admiraban la sabiduría de las palabras que salían de sus labios.

    Palabra del Señor.

    navidad

    El año de gracia del Señor en teoría se realizaba cada siete años según la ley del levítico. Jesús coge este pasaje para mostrar que el Reino de los cielos ya esta presente. Este suceso pone al Señor como el Mesías esperado.

    Dios nos enseña que todos los días son valiosos para insertarse en el Reino de los cielos. Ayudar al que lo necesita, tener palabras de aliento, acompañar al enfermo, al preso... Esas acciones muestran la gracia del Señor.

    • ¿Como trato a mi prójimo?

    Bienvenido

    Hasta pronto