«Ánimo, soy yo, no tengáis miedo.»

    El evangelio de hoy

    Lectura del Santo Evangelio según San Marcos 6, 45-52:

    bibliaicon1En aquel tiempo, después de la multiplicación de los panes, Jesús apremió a sus discípulos a que subieran a la barca y se dirigieran a Betsaida, mientras él despedía a la gente. Después de despedirlos, se retiró al monte a orar. Entrada la noche, la barca estaba en medio del lago y Jesús, solo, en tierra. Viendo los trabajos con que avanzaban, pues el viento les era contrario, se dirigió a ellos caminando sobre el agua, poco antes del amanecer, y parecía que iba a pasar de largo. Al verlo andar sobre el agua, ellos creyeron que era un fantasma y se pusieron a gritar, porque todos lo habían visto y estaban espantados. Pero él les habló enseguida y les dijo: "¡Ánimo! Soy yo; no teman". Subió a la barca con ellos y se calmó el viento. Todos estaban llenos de espanto y es que no habían entendido el episodio de los panes, pues tenían la mente embotada.

    Palabra del Señor

    navidad

    Los discípulos encuentran en Jesús dos sentimientos. Por un lado, estupor ante lo que están viendo y por otro alivio al ver que no sienten peligro. El Señor los anima a que no tengan miedo y confíen en Él.

    Las situaciones de la vida a veces nos hacen sentir miedo e inseguridad. Hoy Jesús nos enseña que pongamos nuestra fe en Él. Ello implica creer en su evangelio y llevarlo a la práctica. De esta manera estaremos en comunión con Él y esa cercanía nos llevara a sentir su protección.

    • ¿Cuándo tengo miedo e inseguridad, en quien o que pongo mi confianza?

    Bienvenido

    Hasta pronto