Jesús vio una multitud y le dio lástima de ellos, porque andaban como ovejas sin pastor; y se puso a enseñarles con calma.

    El Evangelio de hoy

    Lectura del Santo Evangelio según San Marcos 6, 34-44:

    bibliaicon1En aquel tiempo, al desembarcar Jesús, vio una numerosa multitud que lo estaba esperando, y se compadeció de ellos, porque andaban como ovejas sin pastor, y se puso a enseñarles muchas cosas. Cuando ya atardecía, se acercaron sus discípulos y le dijeron: "Estamos en despoblado y ya es muy tarde. Despide a la gente para que vayan por los caseríos y poblados del contorno y compren algo de comer". Él les replicó: "Denles ustedes de comer". Ellos le dijeron: "¿Acaso vamos a ir a comprar doscientos denarios de pan para darles de comer?" Él les preguntó: "¿Cuántos panes tienen? Vayan a ver". Cuando lo averiguaron, le dijeron: "Cinco panes y dos pescados". Entonces ordenó Jesús que la gente se sentara en grupos sobre la hierba verde y se acomodaran en grupos de cien y de cincuenta. Tomando los cinco panes y los dos pescados, Jesús alzó los ojos al cielo, bendijo a Dios, partió los panes y se los dio a los discípulos para que los distribuyeran; lo mismo hizo con los dos pescados. Comieron todos hasta saciarse, y con las sobras de pan y de pescado que recogieron llenaron doce canastos. Los que comieron fueron cinco mil hombres.

    Palabra del Señor.

    navidad

    Hoy se nos muestra como Jesús siente compasión al ver el sufrimiento del prójimo. El evangelio nos enseña cómo actúa en todas las dimensiones de la persona. Tanto psicológica como física. La necesidad de palabras de aliento, consuelo y alimento para saciar tanto el hambre espiritual como corporal. Él se convierte en el camino la verdad y la vida.

    Las personas de nuestro tiempo necesitan estabilidad emocional. Vivimos una era donde la escala de valores esta desvirtuada. Jesús se convierte en una luz que nos hace retornar a los valores esenciales.

    • ¿Pongo a Jesús en el centro de mi vida?

     


    Bienvenido

    Hasta pronto