«¿Qué buscáis?» DOMINGO II DEL TIEMPO ORDINARIO

    bibliaicon1Leer la palabra de Dios

     

     

    regalo

    Todos buscamos un sentido a nuestra vida. Necesitamos despertarnos cada día y vivir con ilusión y alegría. Hay muchos caminos, unos los buscan en el placer que dan los sentidos, otros en la sabiduría que dan los libros, otros en el poder y el prestigio de un buen estatus social… ¿Y tú?... Dos discípulos oyen a Juan el bautista y esas palabras cambian el rumbo de sus vidas para siempre. Lo siguen y se encuentran con la pregunta: “¿Qué buscáis?”

    Esta pregunta resuena en nuestra cabeza. Hay muchas sendas, pero uno sola es la verdadera. Es una verdad como un pino, que pocos la encuentran. ¿Cuál es? “Venid y veréis” dice el Hijo de Dios. ¿A dónde tengo que ir? ¿Qué tengo que ver?

    Vallamos, descubramos a donde vamos a ir. Comencemos. Es exigente. Nos obliga a llevar poco equipaje, lo prescindible. En el hay muchos obstáculos, pero nos deja llevar un bastón. A medida que avanzamos el cansancio empieza aflorar en nuestras piernas. El poco equipaje y el bastón nos hacen no desfallecer hasta encontrar el lugar. Lleno de armonía, paz, alegría y amor.

             El camino es Jesús. El equipaje su palabra. El bastón el amor y el lugar el Reino de Dios. “Venid y veréis”. He Comenzado, muchas veces lleno el equipaje no solo de la palabra de Dios, sino del egoísmo, la desesperanza, el rencor… y se me hace muy pesado. A veces olvido el bastón y surge el desánimo y el cansancio. Pero siempre hago un parón y me encuentro con Jesús, entonces desecho lo que pesa demasiado… y me acuerdo donde deje el bastón y recupero la alegría y felicidad. Conozco el final: El reino de Dios en su plenitud. El estar con Dios. Simplemente estar con Él.