“Se oyó una voz del cielo: «Tú eres mi Hijo amado, mi predilecto.»”

Jesús es el camino, la verdad y la vida. En el se cumplen todas las promesas. Quien pone su vida en sus enseñanzas y las pone en práctica halla la luz que necesita para su vida. Para ello se necesita la conversión. Mostrar un verdadero arrepentimiento. El sacramento del Bautismo es el comienzo del camino.

2 vistas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

dos × cuatro =