Palabra divina

* La palabra divina que se predica diariamente es pan. Porque falte el pan del cuerpo, no por eso escasea el pan del alma. (Serm. 59, 3)

* Así como Dios envía su lluvia sobre las mieses y las espinas, a las mieses para guardarlas en los graneros y a las espinas para el fuego, así la palabra de Dios llega a todos (Serm. 4, 31)