Odio

* Es fácil odiar al malo por ser malo. ¡Qué difícil es amarlo por ser hombre! (Epist. 153)

* Del mismo modo que no odias a los ciegos, aunque ames la luz, debes amar la paz sin odiar a los que hacen la guerra. (Serm. 357)