Mal

*Si es malo ser malo, peor es no querer dejar de serlo. (De correp. et gratia, 5)

*Porque, ¿hay cosa más miserable que el que un mísero no tenga misericordia de sí mismo y no llore por su propia suerte por no amarte a ti, ¡oh Dios!, luz de mi corazón, pan interior de mi alma, virtud fecundante de mi mente y seno amoroso de mi pensamiento? (Conf. 1, 13, 21)

El mal no es más que privación del bien hasta llegar a la misma nada. (Conf. 3, 7, 12).

*Te agrada el camino de los malos, porque es ancho y muchos andan por él; ves su anchura, pero no ves a dónde lleva. Pues su fin es el precipicio; su término es una profundidad infernal; los que pasean alegres por él acaban hundiéndose en ella. Pero tú no puedes aguzar tu vista y ver este paradero. Cree al que ve. Y, ¿quién es el hombre que ve? Seguramente, ningún hombre; pero el Señor vino a ti para que creyeras a Dios. (Enr. in ps. 145, 19).

*El primer vicio del alma racional es la voluntad de hacer lo que prohíbe la suprema e

*Dame un amor ocioso y que nada haga… Perezosos, muertos, detestables, infelices seréis si no amáis nada (Enr. in ps. 31, S. 2, 5).