Herejía

*El coro es la concordia de los cantos. Si cantamos en el coro, hagámoslo al unísono. En el coro de los cantores, una voz disonante ofende al oído y estropea el coro. Pues si una voz desentonada rompe la armonía, ¿cómo la herejía no desconcertará el concierto de los que alaban a Dios? (Enr. in ps. 149, 7).