Dios: en su búsqueda

* Y a ti, Señor, de qué modo te puedo buscar. Porque cuando te busco a ti, Dios mío, la vida bienaventurada busco. Búsquete yo para que viva mi alma, porque si mi cuerpo vive de mi alma, mi alma vide de ti. (Conf. 10, 20)

* A Dios no lo ves; mas ama y lo tienes (Serm. 34, 5)

* Busca a Dios; que su conocimiento llene tu existencia, y su amor colme tu corazón.

* Amando a Dios nos endiosamos; amando al mundo, nos hacemos mundo y nos llamamos mundo (Serm. 121, 1).